viernes, 18 de marzo de 2016

Cupcake de Chiverre

En esta tarde que rico tomarse un cafecito acompañado de un pastelito relleno de miel de chiverre. Este exclusivo Cupcake de Chiverre esta preparado con una masa de pan dulce, la cual contiene levadura, y esta relleno con una deliciosa miel de chiverre a la cual agregamos Higos y Ciruelas Pasas. El chiverre siempre es bueno pero particularmente en esta temporada de Semana Santa 
Cupcake de Chiverre

Ingredientes
½ taza de agua
½ taza de leche
2 huevos
115 gramos de mantequilla
1/3 taza de azúcar
½ cucharadita de sal
3 ½  tazas de harina

1 ½ cucharadas de levadura
250 gramos de Miel de Chiverre

Procedimiento
Agregue una cucharadita de azúcar en el agua tibia, revuelva bien y agregue la levadura. Revuelva para que se disuelva un poco. Déjelo crecer unos diez minutos. Derrita la margarina en la leche. Agregue el azúcar y la sal. Enfríela. Bata los huevos ligeramente y agréguelos junto con la levadura disuelta en el agua. Coloque la harina en un tazon grande y haga un hueco en el centro. Agregue el líquido poco a poco y vaya uniendo la masa. Agregue más harina conforme la vaya necesitando. Es importante que esta masa quede suave pero manejable. Coloque esta masa en un bol engrasado. Colóquele un pañito por encima y deje crecer esa mezcla al menos una hora o permita que doble el tamaño.
Una vez lista la masa, colóquela sobre la mesa enharinada y comience a amasar. Amase de forma suave, agregue más harina si se pega de las manos.
Forme los bollitos y rellenelos con una cucharada de miel de chiverre, coloque sobre bandejas engrasadas y enharinadas, y deje crecer una hora más en un sitio cálido. Entre tanto se precalienta el horno a 350 F (180 C).
Barnice con un huevo batido con un poquito de tapa dulce o papelón. Lleve al horno por unos 20 minutos hasta que estén dorados. 
Si se desea colocar azúcar por encima prepare mantequilla derretida para repintar los pancitos cuando estén listos y un plato hondo con azúcar. Pinte cada pan mientras está caliente recién salido del horno con mantequilla caliente y luego rebosarlos en el plato con azúcar para que esta se pegue en la superficie.