viernes, 9 de mayo de 2014

Coconut Rice and Beans

Hace algunos días fue mi Cumpleaños y para celebrar mi primer cumpleaños de esta mi nueva vida, con mi nacionalidad costarricense, prepare una comida típica del Caribe de Costa Rica, mezclada con recuerdos de comidas Venezolanas de mi infancia.


Por primera vez prepare lo que en el Caribe se llama “Rice and Beans”. El rice and beans con coco es un plato característico del caribe costarricense, y tiene como base arroz, frijoles y coco. El "Rice and Beans" es una comida creada en el Caribe costarricense por los habitantes afrocaribeños. La mayoría de los platos de esta zona se basan en la inclusión del coco, mezclando su leche con diferentes tipos de alimentos, lo que les otorga un sabor exquisito y único.
Cuando lo estuve preparando venían a mi mente imágenes de la preparación del Arroz con Coco venezolano. Una receta tradicional que se prepara en los hogares venezolanos, un delicioso postre legado de las abuelas, que se puede degustar luego de un buen almuerzo, cena o simplemente para alguna merienda.


Rice and Beans
Para 8 personas

Ingredientes

2 tazas de arroz
1 tazas de frijoles rojos
2 cocos
Tomillo
1 Chile panameño
4 dientes de Ajo
1 Cebolla grande
Sal y pimienta al gusto

Procedimiento

Partir los cocos con un martillo. Descartar el agua que contienen. Sacar la pulpa de los cocos introduciendo la punta de un cuchillo entre ella y la cáscara. Rallar o moler la pulpa de coco y Agregar una taza de agua caliente y dejar reposar durante 15 minutos.
Para obtener la leche pasar todo por un colador fino de alambre, colocado sobre un envase. Apretar con las manos el coco triturado, sin oprimir contra las paredes del colador para evitar que pase algún sólido. Se va pasando el sólido a otro envase y allí se le agrega otra taza de agua. Volver a colar usando el mismo procedimiento para obtener así la mayor cantidad de leche. Colar nuevamente la leche a través de una tela rala y dejar aparte.
Lavar y limpiar los frijoles rojos. Remojar en agua preferiblemente de un día para otro o por lo menos durante 4 horas, en una olla que los cubra, para ayudar a ablandarlos se puede agregar una cucharadita de bicarbonato. Escurrir el agua y cubrir nuevamente con agua limpia. Cocinarlos durante una hora con los ajos enteros, la cebolla partida a la mitad y una rama de tomillo fresco. Cuando estén suaves pero no completamente blandos agregar la leche de coco, sal, el chile panameño entero y pimienta negra.

Cuando comience a hervir agregar las dos tazas de arroz y revolver con una paleta de madera, cocine a fuego medio alto durante 5 minutos o hasta casi secar, luego tapar la olla, dejar cocinar a fuego bajo durante 20 minutos o hasta que el arroz este blando y suelto.

Caribbean Coconut Chicken

Para complementar el menú de mi cumpleaños prepare un Pollo al estilo Caribeño el cual me recordó mucho al Asado Negro Venezolano en la forma de prepararlo. 


Pollo en salsa caribeña
Para 8 personas

Ingredientes

1 kilo de muslos de pollo completos sin piel
2 cucharadas de aceite de oliva
2 taza de cebolla rallada gruesa unos 400 gramos
6 dientes de ajo machacados
1 ½ taza de tomate rallado grueso, sin piel y sin semillas unos 340 gramos
1/3 de taza de chile dulce rallado unos 50 gramos
1 cucharada de salsa inglesa
1 ramita de mejorana y/o de orégano o 1/4 de cucharadita si es seco
1 ramita de tomillo
2 cucharadas de aceite de oliva para freír
4 cucharadas de azúcar
Sal y Pimienta al gusto
Opcional
1 chile panameño entero
1 taza de leche de coco


Procedimiento

Se lava el pollo con limón. 
Se prepara un adobo mezclando las 2 cucharadas de aceite, la cebolla, los ajos, el chile dulce, la salsa inglesa, la mejorana u orégano, el tomillo, la sal y la pimienta.
En un envase grande se pone el pollo con el adobo, se tapa y se deja en la nevera hasta el día siguiente, dándole vuelta de vez en cuando.
Cuando se va a preparar se coloca en una olla de fondo grueso las otras 2 cucharadas de aceite para freír y en el centro y sin revolver, se agrega el azúcar y se cocina hasta que se ponga marrón.
Se le quita el adobo al pollo y se pone aparte. El pollo se va colocando por partes en la olla hasta que tomen un color caramelo, dándole vueltas para dorarlos uniformemente, se dora una parte se retira de la olla y se sigue con las otras partes del pollo hasta que esté todo dorado. Se llevan todos a la olla y se agrega el adobo, se tapa y se cocina por unos 15 minutos más.
Se le agregan dos 2 tazas de agua, el tomate, la leche de coco, el chile panameño y se revuelve, se lleva a un hervor, se tapa y a fuego fuerte se cocina 10 minutos. Se pone a fuego mediano y tapado se cocina por 1 hora o hasta que el pollo este cocido.
La salsa debe quedar espesa, si queda un poco aguada, se reduce un poco cocinándola unos minutos más.
Les recomiendo acompañar este plato con unos plátanitos maduros en miel y una ensalada verde.

jueves, 8 de mayo de 2014

Red Velvet

Red Velvet, Terciopelo Rojo en español, es un pastel con un color rojo oscuro o brillante. La historia del origen del Red Velvet se ha convertido en una leyenda ya que existen varias teorías sobre su origen. Algunos indican que el color rojizo del pastel se debe a una reacción química entre el vinagre o buttermilk que suele llevar la receta, y el cacao. Otros señalan que durante la Segunda Guerra Mundial, debido al racionamiento de alimentos, se preparaban bizcochos con remolacha. Y por otro lado hay quien sostiene que el nombre de red velvet en realidad se debe únicamente a que se usaba red sugar (azúcar moreno) en su elaboración, y que el pastel nunca fue rojo, hasta que durante la Gran Depresión un fabricante de colorante alimentario con ingenio comenzó a vender paquetes de colorante rojo que incluían la receta que se ha hecho tan popular en EE.UU.



Este queque es por lo general es preparado con sabor a vainilla o chocolate, cubierto con un glaseado de color blanco cremoso. Los ingredientes comunes son mantequilla, harina, cacao, y colorante de remolacha o rojo, en mi caso lo preparo sin colorantes, el color rojo se obtiene de la remolacha a la cual se le agrega cacao para darle un delicado sabor a chocolate. También he intentado mantener la masa lo más ácido posible, esto hace que el color de la remolacha no se pierda al hornearse, el cacao tiene que ser natural (ácido), y no procesado (base). El glaseado para este queque es de merengue con caramelo, pero si lo prefiere puede preparar un glaseado o frosting de queso crema.


Terciopelo Rojo

Rinde para 12 a 16 cupcakes

Ingredientes

200 gramos de remolacha cruda rallada (más o menos 1 remolacha)
Jugo de un limón
125 gramos de nata fresca o yogur natural
115 gramos de mantequilla, a temperatura ambiente
¾ taza de azúcar
2 huevos
1 cucharada de extracto de vainilla
1 ½ tazas de Harina de trigo
1 cucharada de Polvo de Hornear
100 gramos de Cacao derretido o en polvo

Procedimiento

Precalentar el horno a 350 F. Cernir la harina con el polvo de hornear.
Mezclar la remolacha rallada con el zumo de limón y nata o yogur, hasta obtener una mezcla más o menos homogénea.
En el procesador de alimentos o con una batidora de mano batir la mantequilla hasta que este cremosa, agregar el azúcar poco a poco, agregar los huevos uno por uno, la vainilla y mezclar bien. Anadir la mezcla de la remolacha y mezclar bien. Agregar con movimientos envolventes la harina y cacao hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
Colocar la mezcla en los moldes de cupcakes y llevar al horno por 20 a 30 minutos o hasta que al insertar un palillo quede limpio.

Merengue para Cupcakes

Hay distintas formas de decorar Cupcakes (Ponquecitos, Muffins, Magdalenas o con el nombre que utilicen en su país) las más usuales son las que tienen como base mantequilla, azúcar y colorante; también existen otros tipo de mezclas con base de queso crema, la cual ya fue presentada en este blog; en esta ocasión quiero compartir con Ustedes una de mis formas favoritas para decorar cupcakes, es un merengue de clara de huevos mezclado con caramelo, aun cuando parece complicado es realmente muy fácil y rápido de preparar.


Frosting de Merengue

Rinde aproximadamente 6 tazas

Ingredientes
1 1/4  tazas de azúcar
1 ½ cucharadas de sirope de maíz
5 claras de huevo
1 cucharadita de vainilla

Procedimiento
Coloque en una olla una taza más 2 cucharadas de azúcar, el sirope de maíz, y mezcle con 3 cucharadas de agua, suficiente para que luzca como arena mojada. Lleve  a ebullición, sin revolver, hasta que un termómetro de caramelo registra 230 grados, alrededor de 7 minutos.
Mientras tanto, bata las claras de huevo con una batidora hasta que forme picos. Gradualmente agregue las dos cucharadas restantes de azúcar.
Agregue el caramelo en un lento y constante flujo por un costado del recipiente, bata a velocidad alta. Agregue la vainilla cuando tenga este tibio. Siga batiendo hasta que se enfrié y tenga brillo.


Algunos consejos:
Nunca deje que el almíbar se enfríe, o si no se le pega del recipiente. Debe de siempre estar bien caliente a la hora de agregarlo a la mezcla de las claras, así no queda crudo, ni con olor a huevo.
Para darle el color deseado, solo tiene que agregárselo al momento antes de apagar, solo una pizca de color, mientras más coloque más intenso será el color.

Asegúrese de que todos los utensilios y máquina que usara para hacer el suspiro estén bien limpios y libres de grasa.