jueves, 8 de mayo de 2014

Red Velvet

Red Velvet, Terciopelo Rojo en español, es un pastel con un color rojo oscuro o brillante. La historia del origen del Red Velvet se ha convertido en una leyenda ya que existen varias teorías sobre su origen. Algunos indican que el color rojizo del pastel se debe a una reacción química entre el vinagre o buttermilk que suele llevar la receta, y el cacao. Otros señalan que durante la Segunda Guerra Mundial, debido al racionamiento de alimentos, se preparaban bizcochos con remolacha. Y por otro lado hay quien sostiene que el nombre de red velvet en realidad se debe únicamente a que se usaba red sugar (azúcar moreno) en su elaboración, y que el pastel nunca fue rojo, hasta que durante la Gran Depresión un fabricante de colorante alimentario con ingenio comenzó a vender paquetes de colorante rojo que incluían la receta que se ha hecho tan popular en EE.UU.



Este queque es por lo general es preparado con sabor a vainilla o chocolate, cubierto con un glaseado de color blanco cremoso. Los ingredientes comunes son mantequilla, harina, cacao, y colorante de remolacha o rojo, en mi caso lo preparo sin colorantes, el color rojo se obtiene de la remolacha a la cual se le agrega cacao para darle un delicado sabor a chocolate. También he intentado mantener la masa lo más ácido posible, esto hace que el color de la remolacha no se pierda al hornearse, el cacao tiene que ser natural (ácido), y no procesado (base). El glaseado para este queque es de merengue con caramelo, pero si lo prefiere puede preparar un glaseado o frosting de queso crema.


Terciopelo Rojo

Rinde para 12 a 16 cupcakes

Ingredientes

200 gramos de remolacha cruda rallada (más o menos 1 remolacha)
Jugo de un limón
125 gramos de nata fresca o yogur natural
115 gramos de mantequilla, a temperatura ambiente
¾ taza de azúcar
2 huevos
1 cucharada de extracto de vainilla
1 ½ tazas de Harina de trigo
1 cucharada de Polvo de Hornear
100 gramos de Cacao derretido o en polvo

Procedimiento

Precalentar el horno a 350 F. Cernir la harina con el polvo de hornear.
Mezclar la remolacha rallada con el zumo de limón y nata o yogur, hasta obtener una mezcla más o menos homogénea.
En el procesador de alimentos o con una batidora de mano batir la mantequilla hasta que este cremosa, agregar el azúcar poco a poco, agregar los huevos uno por uno, la vainilla y mezclar bien. Anadir la mezcla de la remolacha y mezclar bien. Agregar con movimientos envolventes la harina y cacao hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
Colocar la mezcla en los moldes de cupcakes y llevar al horno por 20 a 30 minutos o hasta que al insertar un palillo quede limpio.

No hay comentarios: