domingo, 1 de abril de 2012

Abril 2012


Hoy que inicia este mes de mi aniversario número 50, quiero iniciarlo reflexionando sobre el tiempo, ese que tanto me atormenta, cuando veo que va pasando y ya soy más viejo, cuando veo que pasa y no puedo detenerlo.

Anoche que fui a una sesión de Yoga Nidra, Yoga de meditación profunda, reflexionaba sobre el tiempo, y pensando me di cuenta en algún momento, que la mejor estrategia es hacer al tiempo amigo mío, no enemigo, contarle al que se lleva mi juventud, mis sueños, mis aspiraciones y mis anhelos más profundos. El tiempo sabe escuchar sabe ser paciente y entiende mis miedos.

Quiero que el tiempo camine a mi lado, llevar mi vida a su ritmo, aceptar e interiorizar que él pasa y que me ayuda en mi intento de ser Feliz cada día.

Ese tiempo que cuando era niño y estaba en el Colegio pasaba lento, las horas no avanzaban en cambio en las tardes de juego se me escapaba, sin darme cuenta atardecía y oscurecía, sin darme tiempo. En mi juventud galopaba y cada vez ibas más rápido sin oportunidad para domarlo.

Hoy quiero que ese tiempo camine con mi ritmo y con mis pausas que viva lento cuando disfruto y se apresure cuando espero que llegue otro momento feliz.

Quiero que el tiempo sea mi amigo que se adapte al ritmo de mi sentir que su paso sea el de mi mente y el de mi corazón, quiero hacer un pacto con el tiempo que el tiempo que me queda por andar me deje tomar los hilos que lo mueven y ser yo el que lo lleve y no que el tiempo me lleve a mí.

Como escribió Fidel Gamboa en Abril, Hasta entonces dame paz, dame muerte o la vida o un tiempo más...





Abril

(Jaime Gamboa - Fidel Gamboa)

Pienso en abril,
en la sencilla
contradicción:
brilla la lluvia con el sol
en un pacto, un instante
o un tiempo más...

Pienso después
cada palabra
para decir:
dónde quedaste, en qué vagón,
unos meses atrás?
adonde estás?...

Puedo tocar
el aire donde estuvo el dios
benévolo
de tu cuerpo.
Y repasar
los párrafos sin terminar,
crepúsculos
que nunca se van.

Pienso quemar
todos los vientos,
puedo fundir
en una carta, una canción,
los pedazos de un año,
O un tiempo más...
Hasta entonces
dame paz, dame muerte
o la vida
o un tiempo más...


2 comentarios:

Capricornio dijo...

Una filosofía de vida, justo a como ha de vivirse. A veces es bueno leer textos ajenos, pues de alguna forma nos acercan a nuestras realidades, temores, ansiedades e incertidumbres.

El tiempo es solo eso, existencial, lo que verdaderamente hace excepcional la vida es tu actitud, la forma de querer ver los resultados día a dia, sin importar cuantos sean.

Luis E. dijo...

Hola Luis, tenes mucha razón el tiempo es solo existencial, tampoco podemos vivir pensando que se va muy rapido o muy lento, lo importante es la actitud con la que nos enfrentamos cada dia a los retos que se nos presentan y como vos decís los resultados que obtenemos.
Gracias por escribirme.