lunes, 4 de junio de 2012

Espárragos y Limón





Casi todas las recetas de risotto son muy parecidas, pero es que hacer risotto, más que una receta, es el arte de dominar la técnica. Se trata de hacerlo una vez, descubrir el truco para lograr su textura y atreverse a experimentar con nuevos sabores.

El ingrediente básico del famoso risotto es el arroz arborio, un arroz de grano muy blanco y redondo. Este tipo de arroz tiene la particularidad de absorber mucho líquido durante la cocción, sin ponerse blando. Su contenido de almidón es sumamente alto y este se disuelve cuando se cocina. Esta característica le otorga la textura cremosa al clásico risotto italiano.

El arroz arborio debería tomarse unos 16 ó 20 minutos para estar al dente. Media taza de consomé se absorbe cada minuto y medio aproximadamente. Lo importante es que la llama esté lo suficientemente suave como para que realmente el arroz absorba el líquido y no que éste simplemente se evapore con la cocción. Espere a que absorba el líquido por completo para añadir la siguiente media taza. No deje de remover con la cuchara de madera.

Es importante mantener el consomé siempre bien caliente mientras se val incorporando al risotto. Tenga a mano una o dos tazas adicionales de consomé, por si se terminara y todavía el arroz no estuviera al dente.

Para hacer el risotto es mejor con los espárragos frescos, lo ideal para conservar su color verde muy vivo, es ponerlos en agua helada una vez cocidos. De esta forma se evita que se sigan cocinando y mantendrán la textura perfecta. Recuerde añadirlos sólo al final para evitar que se cocinen demasiado.


Risotto de Espárragos

Para 6 personas

Ingredientes

1 ½ a 2 litros de consomé de pollo o vegetales
24 espárragos delgaditos picados
1 cucharada de mantequilla
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cebolla grande, finamente picada
2 dientes de ajo, finamente picado
1 rama de apio, finamente picado
2 tazas de arroz arborio
2 tazas de vino blanco seco o vermut
Sal y pimienta recién molida
70 gramos de mantequilla
1/4 taza parmesano rallado
La ralladura de un limón

Procedimiento

Coloque el consomé a fuego medio, cuando esté hirviendo cocine los espárragos hasta que estén tiernos, de 3 a 5 minutos, sáquelos y colóquelos en agua fría con hielo para mantener el color, reserve. Mantenga el caldo caliente a fuego bajo. En un sartén o en una olla de fondo grueso a fuego medio bajo caliente el aceite de oliva y la mantequilla, añada la cebolla, el ajo y el apio, sofría lentamente durante unos 15 minutos. Añadir el arroz y subir el fuego, cocinar durante un minuto hasta que el arroz se vea un poco trasparente, continuar revolviendo y agregar el vino y seguir revolviendo.
Una vez que el vino ha cocinado el arroz, añada un cucharón de caldo caliente y un poco de sal. Baje el fuego a bajo para que el arroz no se cocine demasiado rápido en el exterior. Siga agregando cucharones de consomé a medida que se va secando. Revolviendo constantemente, permitiendo que cada cucharón se absorba antes de añadir el siguiente. Esto tomará alrededor de 15 minutos a 20 minutos. Agregue los espárragos y cocine unos 2 minutos más.
Retire del fuego y añada la mantequilla y el queso parmesano. Revuelva bien. Coloque una tapa y deje reposar por 2 minutos. Sirva tan pronto como sea posible para mantener la textura cremosa, decore con la ralladura de limón y las puntas de los Espárragos.




No hay comentarios: