domingo, 12 de febrero de 2012

"Aubergine" - "Melongene"


La berenjena es originaria de las zonas tropicales y subtropicales asiáticas. Se cultivó desde muy antiguo en la India, Birmania y China. Hacia el año 1.200 ya se cultivaba en Egipto, desde donde fue introducida en la Edad Media a través de la Península Ibérica y Turquía, para posteriormente extenderse por el Mediterráneo y resto de Europa. Fue en el siglo XVII cuando se introdujo en la alimentación, tras ser utilizada en medicina para combatir inflamaciones cutáneas y quemaduras.Es una planta de climas cálidos o templados, es muy sensible al frío y necesita un periodo de crecimiento caliente, para poder disfrutar de una buena cosecha y de su óptimo sabor.
El sábado en la feria del agricultor me encontré unas berenjenas de muy buen aspecto, más bien pequeñas y recién traídas después de ser cultivadas. Me gustan más las berenjenas pequeñas que las demasiado grandes.
Un clásico en la cocina con el que todo el mundo debería alguna vez atreverse es la lasaña. En este blog he compartido varias lasañas, la más famosa es la de carne, pero en esta ocasión le he dado un toque un poco diferente he sacado la pasta y la he sustituido por la Berenjena cortada y asada en el horno. Para mi amiga Gloria esta receta puede convertirse en vegetariana sustituyendo la Salsa Boloñesa por una Salsa de Tomate Natural.
Lasaña / Pasticho de Berenjena
Para 4 personas
Ingredientes
Media receta de Salsa a la Boloñesa
4 cucharadas de aceite de Oliva
¾ cucharadita de tomillo seco
¾ cucharadita de hojas de orégano
Sal y pimienta recién molida
3 berenjenas, cortadas longitudinalmente en rodajas delgadas
250 gramos de Ricota
1 taza de queso Parmesano rallado
1 huevo
2 cucharadas de leche
¼ taza de hojas de perejil fresco
250 gramos de mozzarella rallada

Procedimiento
Pele y corte las berenjenas longitudinalmente en rodajas, preferiblemente con una mandolina. Póngala en agua con sal durante 20 minutos. Escurra las berenjenas, séquelas con un paño
Precalentar el horno a 350 grados F. En un tazón pequeño, mezcle 3 cucharadas de aceite de oliva con el tomillo, el orégano, sal y pimienta. Unte ambos lados de las rebanadas de berenjena con la mezcla de aceite y colocar en una sola capa en una bandeja para hornear. Hornee, en lotes, si es necesario, hasta que se doren y esté bien cocida, de 20 a 25 minutos.
En un tazón mediano, mezcle el queso ricota, ½ taza de queso Parmesano, la leche y el perejil. Sazone con sal y pimienta.
Con una cucharada de mantequilla se engrasa un envase de vidrio para hornear de unos 15 x 15 x 5 centímetros. Se cubre el fondo del molde con capa de berenjenas. Se continúa con una capa de la mezcla de ricota, salsa boloñesa y queso mozarela rallado. Se continúa hasta terminar con una capa de berenjena que se cubre con una ligera capa ricota y queso parmesano.
Se mete el envase en el horno y se hornea por unos 40 a 45 minutos hasta dorar. Se saca del horno y se deja reposar durante 15 minutos, servir caliente.

1 comentario:

ladyhojaldrita dijo...

Hola louis gracias por compartir tus recetas y experiencias con nosotros tus cyberseguidores, te cuento soy estudiante de cocina estudio para chef ejecutivo ya estoy por graduarme a finales de mayo si Dios quiere,adoro la cocina italiana sobre todo hacer raviolis de manera casera y ni se diga de la pizza o Dios la dieta jeje sufro con eso,bueno ahora intentare hacer este clasico pasticho pero como propones con berenjena y luego te cuento como me fue hasta pronto. Maho