domingo, 8 de febrero de 2009

Costillar de Cordero con mermelada de Ají Dulce


El costillar o rack de cordero esta asado y posteriormente cortado en pedazos individuales que pueden tomarse de la fuente directamente con la mano, servido de forma casual o también pueden servirse de una forma mas elegante con un plato pequeño, tenedor y cuchillo.

Esta receta la preparé con la mermelada de Ají Dulce que esta en una entrada anterior, pero tambien puede usarse cualquier mermelada de Chile (Pepper Jelly)

Costillar de Cordero con mermelada de Ají Dulce 

Ingredientes

Vino Tinto ¼ taza

Vinagre Balsámico 2 cucharadas

Mermelada de Ají Dulce  2 cucharadas

Romero 2 cucharadas

Menta 1 cucharada

Aceite de oliva 4 cucharadas

Costillar de cordero 1

Sal Marina A gusto

Pimienta A gusto

Ramas de Romero A gusto

 

Procedimiento

Corte la parte baja de las costillas.

Elimine los bordes laterales, separe las costillas sin llegar a la base y raspe hasta que queden limpias.

Disponga el cordero en una fuente y rocíe con 2 cucharadas de aceite de oliva, el vino, el vinagre balsámico, la mermelada, el romero, menta, sal marina y pimienta recién molida. Deje marinar en la nevera durante 3 horas o durante toda la noche.

Precaliente el horno a 475 ° F.

Caliente un sartén a fuego medio alto, agregue 2 cucharadas d aceite de oliva y selle la carne por todos sus lados comenzando por el lado de los huesos durante 1 a 2 minutos aproximadamente por cada lado.

Transfiera el cordero a una bandeja y rocíe con la marinada. Cubra los huesos con papel de aluminio. Lleve al horno hasta que un termómetro insertado en la parte mas gruesa de la carne indique 130° 140° F para medio rojo, 13 a 15 minutos o 140° 150° para termino medio, 15 a 20 minutos.

Transfiera el cordero a una tabla de cortar y tapelo con papel de aluminio, déjelo reposar durante 7 a 10 minutos.

Presentación

Para servir corte el costillar en chuletas individuales, colóquelas en una bandeja y decore con el romero fresco.


Las fotos son solo con fines ilustrativos.

1 comentario:

POLO dijo...

Luis
Tanto va el cantaro al agua hasta que se rompe. Esta receta si la voy a probar, tu serás el causante de que a éstas alturas de mi vida pruebe el cordero, la verdad que se muy rico. Ya te comentaré
Saludos
Polo