miércoles, 30 de julio de 2008

La Muebleria de Verona

Como este blog no es solo de cocina sino de las cosas que me gustan, en esta entrada quiero colocar las fotos de dos creaciones de la artista Aida Gruebler, quien también es muy creativa en la cocina.

Estas dos piezas corresponden a las dos últimas exposiciones realizadas por esta reconocida ceramista venezolana, donde se combinan diferentes elementos de una manera muy creativa y original: cerámica, fotografía y madera.




Verona


La Muebleria

martes, 29 de julio de 2008

Queso de Cabra y Pimentón


Para finalizar mis entradas del mes de Julio con Pastas Caseras, quiero compartir una receta de Pasta rellena de Queso de Cabra en Salsa de Pimentón (Chile Dulce) asado y Nueces. Esta receta al igual que la anterior se prepara con la receta de Masa Básica para Pasta.

Esta es una pasta muy fresca y ligera, el sabor del queso de cabra se combina muy bien con la Auyama (Ayote Sazón) y con la salsa de Pimentón. Recomiendo esta pasta como un primer plato.
Panzerotti de Queso de Cabra en Salsa de Pimentón Asado

Ingredientes
Masa
300 gramos Harina de trigo
100 gramos Sémola
5 Huevos
½ Taza Agua aproximadamente
Relleno
250 gramos de Queso de Cabra fresco
100 gramos de Auyama (Ayote Sazón)
2 cucharadas de Cebollín picadito
Sal y Pimienta a gusto
Salsa
Sal a gusto
4 cucharadas de Aceite de oliva
2 cucharadas de Vinagre de moras
1 Diente de Ajo
1 Pimentón rojo
50 gramos de nueces

Procedimiento
Masa
Mezclar la harina y la sémola. Colocarla en una mesa de trabajo en forma de volcán con cráter. En el hueco colocar los huevos batidos y la mitad del agua, para amasar hasta que todos los ingredientes estén bien envueltos y que la masa tome textura suave y elástica, añada más agua o harina de ser necesario hasta que se obtenga una masa homogénea para pasta. Pasar esta masa por la máquina de estirar hasta que esté lo mas fina posible.
Relleno
Desmenuce el queso de cabra. En una olla cocine la auyama con agua y sal. Cuando la auyama este suave alrededor de 20 minutos, dejela enfriar y procesela en un procesador de alimentos con el queso de cabra, el cebollín, la sal y la pimienta.
Corte la pasta fresca en ruedas de 10 cm. de diámetro. Coloque una cuharada del relleno en cada redondel de pasta. Pinte las puntas con huevo, envuelva y cierre. Colocarlas en una bandeja enharinada y guardarlas en el congelador.
Salsa
Ase el pimiento a fuego directo hasta quemarle totalmente la piel, luego retire la piel con las manos. Quite las semillas y las nervaduras. Coloque en una procesadora el aceite de oliva junto con el vinagre de mora, sal, el diente de ajo pelado pero entero y el pimiento, procese.
Presentación
Cocine la pasta en una olla con agua hirviendo, retire cuando lleguen a la superficie. Sirva la Salsa en el plato encima coloque seis Pazerottis por persona y rocíe las nueces picadas sobre cada uno.

jueves, 17 de julio de 2008

Pasta Rellena de Camarones


Esta receta de Sumito Estévez, la he preparado ya varias veces, tengo que decir que la última vez que la prepare quedo mucho mejor que las anteriores, la sémola que use fue de mejor calidad lo que me permitió tener una masa mucho más elástica y delgada.

Es una pasta fresca rellena de una mousse de Camarones y salmón fresco, servida sobre una salsa holandesa y acompañada de un aceite de Ají dulce rojo deshidratado con piñones.


Capelleti relleno con mousse de Camarones
Para 6 personas

Ingredientes

Salteado de Piñones
5 cucharadas de aceite de oliva
50 grs. de la parte verde del cebollín finamente picado en ruedas
6 camarones
5 cucharadas de mantequilla
1 cucharada de Ají Dulce Rojo deshidratado
6 pinchos de madera
15 gramos de piñones
1 cucharadita de sal

Salsa Holandesa
2 yemas de huevo
2 cucharadas de agua
Jugo de 1 limón
300 grs. de mantequilla
1 cucharadita de sal

Masa
300 gramos Harina de trigo
100 gramos Sémola
5 Huevos
½ Taza Agua aproximadamente

Mousse de Camarones
100 gramos de cebollín cortado en ruedas finas
1/4 taza de crema de leche
1 cucharadita de pimienta negra recién molida
200 grs. de salmón fresco cortado en cubos pequeños

Procedimiento

Mezclar la harina y la sémola. Colocarla en una mesa de trabajo en forma de volcán con cráter. En el hueco colocar los huevos batidos y la mitad del agua, para amasar hasta que todos los ingredientes estén bien envueltos y que la masa tome textura suave y elástica, añada más agua o harina de ser necesario hasta que se obtenga una masa homogénea para pasta. Pasar esta masa por la máquina de estirar hasta que esté lo mas fina posible.

Cortar ruedas de 10 cm. de diámetro y en el medio de cada una de estas 10 grs. de relleno. Doblarlas con forma de empanada colocarlos en una bandeja enharinada y guardarlas en el congelador.

Colocar en un procesador de alimentos el salmón fresco y los camarones, procesar hasta obtener una pasta homogénea. Agregar la crema de leche y procesar por un máximo de medio minuto. Ya sin procesar mezclarle el cebollín, pimienta y sal. Usar esta pasta como relleno de los capelletis.

Poco antes de servir derretir a fuego bajo la mantequilla y colocarla en un envase transparente. Al cabo de unos minutos se vera un fondo sólido lácteo que se deposita por gravedad. Verte con cuidado la mantequilla en otro envase, cuidando de eliminar los sólidos depositados. Poner a hervir agua en una olla de boca ancha, luego batir vigorosamente las yemas de huevo junto con las 2 cucharadas de agua en un bol preferiblemente metálico. Colocar este bol sobre el agua hirviendo y batir las yemas hasta que estén cremosas, espesas y blancas. Agregar (sin dejar de batir) muy poco a poco la mantequilla clarificada, retirar del fuego y agregar el limón y la sal.

Calentar a fuego medio el aceite de oliva en un sartén y dorar en él los piñones. Agregar el Ají Dulce, retirar del fuego y agregar la sal, conservar a temperatura ambiente. Aparte “ensartar” cada camaron a lo largo con un pincho de madera para que no se encorven al cocinar, hervirlos por un par de minutos y pelarlos.

Luego cocinar los capelletis en abundante agua salada hirviendo, retire cuando lleguen a la superficie para luego saltearlos en un sartén en la mantequilla junto con el cebollín y el camaron. Cortar el camaron en tres láminas finas a lo largo.


Finalmente colocar en el medio del plato 3 cucharadas de salsa Holandesa, sobre ella 7 capelletis, alrededor tres láminas de camaron y de manera desordenada en el exterior del plato, 1 cucharada del aceite de Ají Dulce con piñones.

martes, 15 de julio de 2008

Pasta Fresca Casera

Se denomina pasta a los alimentos preparados con una masa cuyo ingrediente básico es la harina de trigo, mezclada con agua, y a la cual se puede añadir sal, huevo u otros ingredientes, conformando un producto que generalmente se cuece en agua hirviendo.
La historia de la pasta fue una mezcla de los conocimientos que tenían los europeos (principalmente los italianos), de los fideos que hacían los chinos y los tomates traídos de América, dando como resultado, la creación de más variedades de platos, como también la forma, grosor y sabor de estas.

Pastas con relleno existen numerosos tipos, algunos de los cuales son:
Raviolis o ravioles, con forma de paquetito cuadrado.
Tortellini, con forma de rollito anudado dentro del cual se incluye un relleno de carne, queso u otros ingredientes.
Tortelloni, son similares a los tortellini pero más grande.
Panzerotti, con forma de media luna.
Cappelletti, son una pasta rellena en forma de pequeño sombrero.
Agnolotti, raviolis con borde redondeado.


Masa Basica para Pasta

Ingredientes:

300 gramos Harina de trigo
100 gramos Sémola
5 Huevos
½ Taza Agua aproximadamente


Procedimiento:

Prepare una superficie amplia y muy limpia.
Mezcle el harina de trigo con la sémola.
Forme un hueco en el centro sin llegar al fondo y agregue los huevos.
Comience a mezclar del centro hacia los bordes incorporando agua poco a poco hasta unir los ingredientes. En caso de que la masa quede muy seca incorpore el agua necesaria para que quede suave.
Trabaje la masa sobre una superficie enharinada, con golpes suaves y ligeros girándola a la vez que la pliega y aprieta. Debe ser blanda y plegable pero seca al tacto. Si aún se pega, añada un poco de harina. El secreto es trabajar mucho la masa.
Amase hasta que todos los ingredientes estén bien envueltos y que la masa tome textura suave y elástica, añada más agua o harina de ser necesario.
Envuelva la masa en papel film y deje reposar en la nevera durante 1 hora hasta no más de dos días.
Prepare la maquina de pastas y ábrala al punto mas ancho.
Estire la masa primero con las manos y luego pase por la máquina de pastas tres o cuatro veces. Luego pliegue la masa en tres y pase nuevamente por la maquina igual que antes. Repita este proceso de tres a cuatro veces hasta que la masa sea una lámina lisa y elástica de forma regular.
Espolvoree la masa constantemente con harina para evitar que se pegue.
Siga disminuyendo la medida de la maquina hasta que llegue al grueso ideal para la pasta que desee hacer.

Trucos, secretos y variantes para la Masa para todo tipo de pastas:
Lo más importante es que tenga un grosor uniforme, porque la pasta con distintos espesores tiene distintos puntos de cocción.

El servicio de pasta es aproximadamente 700 gramos de pasta para 10 personas.

Para lograr una pasta delgada y lisa, es necesario una maquina de rodillos especial.


Esta masa sirve para tortellini, ravioli, capelleti, agnolotti y demás. El relleno queda a la imginación de cada quien.

Pasta con Tomate Cherry y Atun


Para este mes de Julio voy a publicar varias recetas pero todas con pasta, algunas con pasta fresca, para lo cual les voy a dar mi receta y otras con pasta comprada en el Supermercado. La primera es una receta con Pasta italiana seca, con tomates cherry y atún que para este caso use enlatado.



Linguini con tomates cherry y atún

Ingredientes:

250 gramos de tomates cherry, partidos a la mitad
8 cebollines verdes, incluida la parte verde, finamente rebanados
3 dientes de ajo, finamente rebanados
½ taza aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto
500 g de linguini
6 tomates secos picados en juliana
370 g de atún en lata, escurrido
¼ taza de alcaparras
¼ taza de perejil italiano fresco, picado



Procedimiento
Precaliente el horno a 450 ° F (230 ° C).

Coloque una olla con agua a hervir.

Mientras tanto, coloque los tomates cherry en una bandeja para hornear. Agregue por encima los cebollines picados, el ajo y el aceite de oliva. Sazonar con sal y pimienta al gusto. Hornee durante unos 15 minutos hasta que los tomates estén dorados en el borde.

Agregue sal al agua hirviendo, añadir el linguini y cocine hasta que este al dente, 7 a 9 minutos.

Coloque los tomates secos, atún, alcaparras y el perejil en un envase. Escurrir el linguini, y añadirlos a la mezcla anterior agregue un poco de aceite de oliva. Mezcle bien. Añada los tomates cherry y mezclar suavemente.

Servir inmediatamente.

domingo, 13 de julio de 2008

De Paseo en Tamarindo


Este mes de Julio he estado mas ocupado que lo usual durante los fines de semana, que es cuando aprovecho de preparar algún plato especial en mi cocina y luego lo comparto con Ustedes en mi blog. Así que voy a aprovechar de una experiencia que me ocurrió el primer fin de semana de este mes para utilizarla en esta entrada.


El fin de semana pasado nos fuimos a una de la zona de playas mas famosas de Costa Rica, la Provincia de Guanacaste; largos días de verano y bellas playas, son dos frases que definen a Guanacaste, es una región profunda en cultura, el nombre Guanacaste es derivado de la palabra guahnacaztlan, palabra nativa para denominar el árbol guanacaste, este es el árbol nacional de Costa Rica.


El 4 de Julio, día de la Independencia de Estados Unidos, fuimos a Playa Tamarindo. No cabe duda que Tamarindo con sus prístinas playas, agua azul clara, estupendos alrededores naturales y un clima casi perfecto esta dentro de los lugares más populares como destino vacacional en Costa Rica. Tamarindo era una antigua aldea de pescadores en la región norte de la provincia de Guanacaste en la Península Nicoya. Tamarindo es un pueblo que tiene mucho para disfrutar y más para hacer, esta comunidad multi cultural es el lugar ideal para disfrutar del sol.



La playa de Tamarindo es lo suficientemente grande para los que buscan algo de paz y tranquilidad.

Al día siguiente el 5 de Julio, día de la Independencia de Venezuela, fuimos a otra Playa también muy famosa llamada Playa Conchal; considerada como una de las playas más exóticas de la Costa Dorada de Costa Rica, la Playa Conchal esta situada en el norte de la provincia de Guanacaste en las costas del Océano Pacifico. A dos kilómetros de Playa Brasilito, esta maravillosa playa es también a escasos pasos de la famosa Playa Flamingo y de la ciudad de Tamarindo. Junto con Playa Brasilito esta playa esta separada por un promontorio rocoso conocido como Punta Conchal, el cual obtiene su nombre de la arena encontrada aquí que esta compuesta por cientos de millones de pequeñísimas conchas aglomeradas.

En Playa tamarindo nos quedamos en un hotel llamado El Jardín del Edén es un pequeño y discreto hotel. Ubicado en una pequeña colina, 120 metros - 3 minutos - de la playa, que cuenta con una vista de toda la Bahía de Tamarindo. Este hotel es administrado directamente por los dueños, de nacionalidad francesa, tiene un total de 34 habitaciones. Ellos definen su Restaurante en la pagina web de la siguiente forma: "Nuestro Restaurante es famoso por su cocina inspirada en el estilo Mediterráneo con la mejor selección de mariscos y langostas combinadas con un toque de originalidad. Todas nuestras recetas son "fuera de lo común" y seguramente agradarán su paladar. Una cena romántica a la luz de las velas y sobre las piscinas iluminadas harán de su velada una experiencia inolvidable. Un delicioso desayuno también es servido en nuestro restaurante."


En realidad teníamos unas expectativas muy altas sobre este Hotel y en especial de su restaurante, pero en realidad no siempre lo que aparece en Internet es cierto.

Con respecto al Hotel les puedo comentar que las habitaciones son como pequeños apartamentos con entrada independiente, rodeado de frondosa vagetación ,el desayuno buffet servido en un restaurante cercano a la piscina con una bella vista de la misma, ambiente relajado, tranquilo. Para ir a la playa se pasa por un corredor con muros se cruza la calle y desde allí se accede a la playa.


La noche del viernes 4 de Julio decidimos ir a cenar al restaurante del hotel esperando disfrutar de un rato muy agradable. La experiencia desde el comienzo hasta el final fue fatal. Luego de ver el menú y la carta de vinos escogimos nuestros platos y un vino argentino para acompañar lo que esperábamos era una comida "fuera de lo común".

Desde el momento que nos llevaron la botella de vino nos sentimos que no sabíamos donde estábamos, la persona que nos atendió no sabia como descorchar la botella, tanto así que el corcho quedo vuelto pedacitos dentro del vino, evidentemente tuvieron que buscar otra botella. la cual con mejor suerte pudieron descorchar sin que quedaran los pedacitos del vino flotando en nuestras copas.

Ese comienzo ya nos estaba advirtiendo sobre lo que vendría luego mi primer plato fue una ensalada de Pulpo asado a la parrilla, el cual resulto un Pulpo sobre cocinado de un sabor a aceite quemado, probablemente recalentado en una sartén donde había restos de aceite de otras preparaciones con una ensalada enchumbada en aceite la cual el mesonero nos dijo que se les había pasado la cantidad de aceite, en realidad un plato incomible el cual devolví inmediatamente. Luego como Plato principal pedí una pasta casera con Langostinos y tomate natural, los Langostinos estaban a buen punto de cocimiento la salsa de tomate estaba bien nada especial, pero el detalle fue que como decoración me imagino encima le colocaron un pesto, el cual tenia un sabor como si tuviera varios días en la nevera. Después de esta experiencia decidmos no comer Postre, como cortesía nos ofrecieron una "Marquise au Chocolat" que estaba muy sabrosa, la cual al momento de hacer el check out nos dijeron que no nos habían cobrado el Postre cuando en realidad no fue un plato que nosotros pedimos.

Como punto de final de esta experiencia al momento de traernos la cuenta nos dimos cuenta que los precios que aparecen en el menú no son los mismos que tienen en su sistema, por lo que al final querían que firmara una cuenta que no coincide con los valores del menú y que al día siguiente lo corregirían, pensé que lo mas apropiado era no firmar y esperar que la corrigieran, al final recibí una factura hecha a mano. Por lo que creo que algunos de los comentarios de Tripadvisor son validos, en cuanto a revisar bien la factura antes de pagar en este sitio.

Como un gesto de al final nos dieron un 20% de descuento sobre el valor de la tarifa de la habitación al momento del check out.



Salvo esta experiencia durante la cena del Viernes, en realidad disfrutamos mucho nuestro paseo a Playa Tamarindo y Playa Conchal.